Archivos Mensuales: octubre 2011

La muerte; una colorida tradición

Estándar

La muerte; una colorida tradición    

El culto a los muertos ha existido en todas las culturas, el hombre siempre ha realizado ceremonias en su honor ya que se ha tenido la creencia de que al morir, el alma deja al cuerpo para dirigirse a un lugar destinado a tal fin. Es así como los antecedentes de la fiesta actual de los difuntos tiene raíces prehispánicas, como ideas traídas por los conquistadores. 

En México, los nahuas, la muerte significaba la dispersión de los componentes del ser humano “alcancé mi alcanzadero, mi destrucción, mi ruptura, mi fragmentación”.Se decía que el hombre contaba con varias entidades anímicas invisibles y ligeras que otorgaban naturaleza humana, individualidad, facultades sensoriales, sentimientos, impulsos, capacidad intelectual  y lo vinculaban con una divinidad protectora. Sus principales entidades eran: teyolía (corazón), tonalli (cerebro) y ihíyotl (hígado).
                                                                                                                                                       

El culto a la muerte se usaba para transmitir poderes, atraer beneficios, alejar daños o causarlos.

Un Dios tomaba el cuerpo de la persona para llevarlo a sus dominios dependiendo la manera en la que estos perecían: El Mictlán, (lugar de los muertos, sólo por 4 años, después desaparecían), situado en las profundidades de la tierra, era al que se dirigían quienes habían fallecido de muerte común. Ichan Tonatiuh Ilhuícatl (cielo que es morada del sol), era reservado a los caídos en combate y mujeres que fallecían en el parto. Tlalocan (lugar de Tlaloc), reunía a los golpeados por algún rayo, ahogados. Chichihualcuauhco (árbol nodriza), era el sitio para los niños que fallecían durante la lactancia.

La forma de morir está condicionada en mayor o menor grado por la conducta observada en vida, por lo que se puede decir que la muerte llegaba más por “contagio de los poderes específicos de las divinidades” que por una distinción entre la buena o mala conducta. Los entierros se realizaban en el interior de la casa, los muertos eran amortajados con petates o textiles en posición extendida, con los brazos al lado del tórax o entrecruzados. Junto con el cuerpo se les depositaban objetos personales.

Se puede generalizar que hasta la fecha, pero con ciertos cambios, se hace un culto a los difuntos; el trato del cadáver para su conservación, homenaje de los restos, proveerlo de recursos para el camino en el más allá.

 Día de muertos

La celebración en nuestro país se realiza el 1 y 2 de noviembre, fechas señaladas por la iglesia católica para honrar la memoria de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos. El primer día se pone la ofrenda en memoria de los niños y el segundo se dedica a los difuntos mayores.  

Símbolos de la ofrenda del día de muertos

Calaveras de dulce– se tiene presente como un recordatorio de la muerte como parte del proceso de vivir, actualmente se tiene escrito el nombre del difunto en la frente.

El Pan (cempoalxóchitl) La pieza tiene forma redonda que asemeja una tumba, el centro en la parte superior representa la base del cráneo, los adornos laterales serían los huesos de las extremidades y originalmente era adornado con azúcar roja simbolizando la sangre.

Las Flores– Son la bienvenida para el alma. Flor blanca; representa el cielo. Flor amarilla; la tierra. Flor morada; el luto. Flor roja; resurrección. Flor cempaxúchitl; fuerza de la luz y de la vida.
Se acostumbra hacer un camino de pétalos desde la puerta de la casa hacia el altar para que el difunto se oriente y no se pierda en su recorrido, es por eso que el color de las flores son llamativas y olorosas.

El agua– La fuente de la vida. Se ofrece a los difuntos para que sacien su sed después del recorrido que hace a la visita de la ofrenda y fortalezca su regreso.

La sal– Es un elemento de purificación sirviendo para que el cuerpo no se corrompa en el viaje que hace cada año con los vivos.

Las velas– La luz sirve como guía de fe y esperanza para que las ánimas puedan ver mejor su camino, también representa la elevación del espíritu.

Copal e incienso– La fragancia que despiden es elemento de alabanza, reverencia. Limpia el alma de los malos espíritus para que este no tenga algún peligro. El humo simboliza el paso de la vida a la muerte.

Retrato del difunto–  Se tiene la imagen de la persona a quien se le dedica la visita a la ofrenda.

Imágenes religiosas– Sirven como medio de interacción entre vivos y muertos, Simbolizan paz.    

Comida– Tiene por objeto consentir al difunto colocando algún platillo que era de su agrado para compartir por unos momentos la mesa, así también, las frutas de temporada enriquecen el paladar de los difuntos, al igual que la bebida que solía tomar.

Objetos personales– Al igual que en las tradiciones prehispánicas, se colocan los objetos preferidos del difunto que se cree, llevara en el recorrido hacia la otra vida y es posible que los necesite.

Papel picado– Es un adorno para el altar que da color y representa la vida, teniendo en cuenta el diseño artesanal del estampado relacionado con la muerte.

Y si bien es cierto que “nadie” se muere en la víspera de la festividad, también es cierto que a todos nos llegará la hora.

La ofrenda en Oaxaca

La ofrenda a los muertos, es un reflejo fiel de las creencias nativas. Los antiguos habitantes, y algunos hasta la fecha, de algunas regiones de Oaxaca creían que el alma del difunto hacía acto de presencia en la casa que había habitado en vida. Los familiares los recibían dignamente, ponían al alcance de ellos una serie de ofrendas que consistían de diferentes platillos: tamales, tortillas, atole, calabazas, codornices y conejos, aderezados según la forma como le gustaba a la persona fallecida.

Los familiares esperaban la llegada o regreso de las almas, asumiendo desde la noche anterior una actitud humilde (señal de respeto). Dejaban las ventanas y puertas abiertas, para que ellas entraran a disfrutar de todo lo que les ofrendaban en el altar y así pasaban la noche sus familiares hablando con sus seres queridos sin levantar la vista. Durante la conversación les pedían a sus muertos que cuidaran de ellos y que suplicaran a sus dioses que les dieran una excelente cosecha y buena pesca.

Después de que el alma visita el hogar y se ha deleitado con el aroma de las ofrendas, se las llevan a los cementerios para que, al pie de las tumbas, repartirlas y disfrutarlas con familiares y amigos.

Anuncios

Apuntes para una Semiótica de la Deconstrucción, seguidos de una aplicación práctica sobre el cine de Cifesa

Estándar

Nos encontramos en un momento de diversidad de formatos para dar a conocer un mensaje, ya sea por los medios tradicionales como la prensa, radio, tele, cine, así también como las nuevas tecnologías: internet, celulares, telecomunicación, video, multimedia…

Cada medio tiene una manera distinta de dar a conocer su mensaje, sin embargo, el receptor mientras más repetido sea el mensaje comprenderá lo profundo a lo que se quiere llegar ya que se tendrá una significación que contenga mayor sentido. Por ejemplo, en temporada de elecciones, se menciona constantemente, en diversos medios de comunicación, quienes son los posibles candidatos para la presidencia. De esta manera el espectador entenderá mejor las características de los candidatos y así saber por quién votar.  

Franco, Josep menciona que la semiótica y la deconstrucción se encuentra en el mismo plano, es decir la manera en que un texto se puede interpretar a través del modelo de representación que se utilice.

En las películas de ciencia ficción se trata de una traducción semiótica de la narración literaria a la narración audiovisual, el elemento sería el punto de vista narrativo en la forma cinematográfica, es decir, permite controlar el empleo de los componentes formales y estructurales en la forma del contenido; es la imagen, el sonido y la edición.

Más de la mitad de las películas de ficción narrativa son traducción de algún texto literario y los componentes formales que están presentes en el proceso estético de ver una película son los: inicio / imagen / sonido / edición / puesta en escena /narración / género / ideología / intertexto / final. A partir de esto es posible señalar que en el terreno de la estructura (como forma de expresión), la diferencia se encuentra en el empleo de la edición (en cine) y en el empleo del diseño gráfico (en la narrativa gráfica), además de compartir la importancia estratégica del inicio y el final en ambos lenguajes.

Y a pesar de que el contenido de las películas parezca extraño debido al estado presente en que nos podemos encontrar, se trata de dar un nuevo sentido al receptor a partir de un mismo texto.

 

 

Semiótica, cognición y comunicación visual: los signos básicos que construyen lo visible

Estándar

 Ernst Cassirer definió al hombre como animal simbólico porque sólo tiene contacto con el mundo a través de los sistemas de signos. Por ello, los métodos artístico o científico permiten que más gente se involucre para interactuar con el mundo que nos rodea.

La organización visual se reconoce a partir de la semiótica ya que habla de tener una  percepción a partir de los sentidos, es decir, no todos los seres humanos o animales podemos tener una percepción visual igual. Por ejemplo, las personas ciegas perciben a través del tacto, reconociendo  texturas, dimensiones, grosor etc. así como las personas sordomudas perciben a través del lenguaje de señas, (braile) porque se pueden describir las cosas que los rodean.

Algunos autores consideran que dicha representación se enlista de varios elementos: línea, dirección, forma, tamaño, textura, valor, color, posición, tinte e intensidad, luz, estructura, módulo y movimiento. Representación visual; ícono, índice y símbolo.

Es muy fácil que nos demos cuenta de ello por todo lo que vemos a nuestro alrededor; por ejemplo, el arte llega a reforzar estos elementos en representaciones como la fotografía, la escultura, la pintura, etc.

Los animales también perciben espacios a través de señales (olfativas) como la orina, (visual) rastros, chillidos (auditivo) etc. dan a conocer que estuvieron o están en algún lugar, representando para otro animal peligro, advertencia…

Así también se tiene la representación espacial que es por los canales auditivo, táctil, olfativo o visual. Dicha representación tiene que ver con la televisión, cine, video, animación, computación animada, o cualquier forma de expresión donde aparezca algún aspecto cinético.

Estos canales sirven para interpretar la realidad o construir realidades nuevas que se den a conocer nacional e internacionalmente, de esta manera nos comunicamos, interpretando lo que nos dan a conocer y representando nuestra manera de ser, que depende de la cultura, tradición, costumbres etc. de cada país.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué podemos hacer con la publicidad desde la perspectiva de la semiótica?

Estándar

Desde hace algún tiempo, vivimos rodeados de la publicidad que se ha vuelto parte de nuestra vida cotidiana y no podemos dudar de su capacidad de influencia social.

En una publicación de L. León en 1996 bajo el título, Efectos de la publicidad, se puede leer: “la publicidad limita su objetivo a introducir la aceptación de productos, servicios e instituciones; sin embargo, este proceso de convencimiento va más allá de la promoción de entidades concretas, para instaurar valores y modelos existenciales… Aunque la mayoría de los anuncios sean irrelevantes y se olviden rápidamente, cada uno de ellos es la gota de un flujo incesante, y los    efectos acumulados en el tiempo de ese flujo pueden ser considerables tanto en lo comercial como en lo existencial”

La publicidad, según los estudiosos, ha recorrido un camino de casi tres mil años desde su nacimiento en un papiro egipcio, pasando, a la cultura griega, romana y medieval en la que la Iglesia colocaba unos grabados en pergamino (de carácter informativo-publicitario) a la entrada de los templos. Desde entonces la información, propaganda y publicidad han permanecido unidas.

Acercamiento a los textos publicitarios:

  1. Poner al descubierto las características a partir del medio utilizado (comparar la campaña de un producto en distinto medio de comunicación)
  2. Imágenes (iconos) como elementos pertinentes a un sistema de comunicación y representación más rudimentario y primitivo que las palabras.
  3. Relaciones existentes entre lenguaje icónico (imágenes) y lenguaje verbal (palabras) en el interior de cualquier texto publicitario para:  

I. Reducir las posibilidades significativas de la imagen y evitar la polisemia (función de anclaje).

II. Complementar la imagen conformando una unidad psíquica (cómic y fotonovelas)

III. Palabras e imágenes se contradicen en apariencia en un texto publicitario (función de antítesis aparente)

IV. Función de intriga, propia de algunas campañas de lanzamientos de productos por fases.

V. Función de transgresión del código esperado, cuando se presenta un idioma diferente al esperado por el receptor.

  1. Análisis del lenguaje icónico, registro e interpretación de los signos básicos de la imagen.
  2. Análisis de contenido, estudio sobre los personajes que intervienen, sus expresiones gestuales y códigos no verbales.
  3. Presencia de la retórica literaria.
  4. Análisis estructuralistas, en todo relato suceden unas acciones, y se pasa de un estado a otro en un determinado tiempo.
  5. Connotación y los procedimientos que la provoca: el trucaje fotográfico, el montaje de planos y secuencias, la fotogenia o antifotogenia de la realidad presentada y ofrecida a la mirada.

La publicidad se inserta en los Medios de Comunicación de Masas con una triple función: primera, informar sobre la existencia y denominación de un producto. Segunda, revestirlo con unos rasgos propios y distintivos (imagen de marca). Tercera, exaltar el producto anunciado cuyas cualidades siempre serán las mejores, ya que lo único que buscan las empresas es un beneficio económico y esto cambiará si se hace del lenguaje de la imagen una provocación a la reflexión crítica, no una invitación a la hipnosis.